Instalación de cámaras de seguridad: no dejes puntos ciegos

Instalación de cámaras de seguridad: no dejes puntos ciegos

A la hora de querer resguardar tu vivienda, lo mejor es contar con cámaras de seguridad, ya que las mismas son un sistema de vigilancia que permite mantenerte alerta de cualquier situación extraña, irregularidades o presencia de intrusos, de forma tal, que puedas actuar a tiempo y evitar cualquier daño a tu propiedad, vivienda, local comercial, industria o a la integridad física propia, de familiares y empleados. Pero, además de contar con estos instrumentos de seguridad, también es necesario velar por la correcta instalación de cámaras de seguridad, a los fines que no queden puntos ciegos.

¿Qué es un punto ciego?

Un punto ciego, es el espacio no visible de una cámara, es decir, es un ángulo preciso que por la disposición de las cámaras no puede llegar a ser capturado por el lente de la cámara, esto origina que, existan espacios sin resguardo y sin vigilancia, atentando así con la seguridad del lugar donde se encuentran las cámaras.

 ¿Cómo se puede evitar la existencia de puntos ciegos?

Para evitar que queden puntos ciegos en una instalación de cámaras de seguridad, es necesario prestar mucha atención al proceso de instalación, en especial, lo que respecta a la ubicación espacial de las cámaras y el ángulo de apertura del lente, de forma tal, que cada cámara abarque el ángulo necesario para cubrir una suma de espacio determinada y que las cámaras restantes puedan cubrir en ángulo no capturado, en aras que, no queden puntos ciegos.

En ocasiones, por el tipo de cámaras o por la forma del espacio a resguardar bajo la vigilancia de vídeo, no se cubre toda el área espacial, siendo necesario recurrir a la instalación de un mayor número de cámaras que permitan cubrir cada espacio.

¿Qué hacer en los casos donde existan puntos ciegos?

Ahora bien, puede que el sistema de cámaras de seguridad domiciliario, comercial o industrial ya esté instalado y con el paso del tiempo verifiques que existen puntos ciegos, que son espacio no captados por las cámaras y que pueden ser aprovechados por las personas mal intencionadas para burlar el sistema de seguridad, cuando esto ocurra, lo mejor es que contactes a personal experto en instalación de cámaras de seguridad, para que puedan determinar con exactitud el punto ciego, muevan las cámaras para cubrir el espacio o instalen otra cámara que permita cubrir el área no observada.

La instalación de cámaras de seguridad y sus precauciones

Para evitar que los puntos ciegos puedan afectar la seguridad de tu vivienda o local comercial en lo que respecta a la seguridad, lo mejor es evitar la presencia de los mismo, como también, procurar que al momento de instalar las cámaras, solo se encuentren presentes las personas de confianza, así mismo, los ángulos de cobertura de las cámaras de seguridad solo deben ser conocidos por los propietarios o por terceros vigilantes de confianza, esto para reducir las posibles vulnerabilidad que se pueden presentar en el cubrimiento de espacio de las cámaras.

Por ello, a la hora de instalar cámaras de seguridad, lo mejor es que acudas a personal experto en el área y no dejes esto en manos de la improvisación.

Consejos de seguridad para el uso de un horno microondas

El horno microondas es uno de los electrodomésticos más utilizados en las cocinas de todo el mundo. Patentado y comercializado desde 1947, el aparato se ha vuelto imprescindible entre millones de personas que llevan vidas ocupadas. Se trata de una forma rápida de calentar las comidas o descongelar la cena para ahorrar tiempo.

La convivencia con el microondas en el hogar ya forma parte de la cultura popular. Sin embargo, su funcionamiento dependerá del correcto uso que le proporcione el usuario. Existen reportes de personas que han sufrido quemaduras y otros tipos de lesiones causadas por la radiación que emiten.

La gran mayoría de estos episodios ha sido por el uso o el mantenimiento inadecuado del horno. Es fundamental, para evitar cualquier tipo de percance, seguir los lineamientos del fabricante a través del manual del usuario.

¿Cómo funciona un horno microondas?

Antes de conocer los consejos de seguridad, es preciso saber cómo funciona un horno microondas. El primer aspecto que el usuario debe tomar en cuenta es que el aparato emite radiación electromagnética, lo que genera una vibración en las moléculas de agua que están dentro de los alimentos.

Este proceso es lo que genera el calor que termina cocinando lo que se va a consumir. Las ondas son producidas por un tubo de vacío que es conocido como magnetrón y que está ubicado dentro del horno.

Todas las ondas se reflejan en el interior y son capaces de atravesar una gran cantidad de materiales como el plástico, papel o vidrio; al final las ondas son absorbidas por los alimentos. Aunque se trata de un tipo de radiación ionizante, no comprende riesgos como los rayos X.

Peligros del horno microondas

La mayoría de las lesiones reportadas por el uso del horno microondas son quemaduras. El motivo es el contacto con recipientes calientes, explosiones de líquidos o por calentar demasiado los alimentos. No se trata de lesiones relacionadas con la radiación.

Para la FDA (Food and Drug Administration), que es la agencia de los Estados Unidos para la regulación de los alimentos, medicinas, cosméticos o productos biológicos, los hornos microondas deben estar diseñados de forma que no exista la posibilidad de fugas de radiación.

Las lesiones por fuga de ondas son muy pocas, pero se pueden producir por mantenimiento incorrecto del aparato o por circunstancias inusuales.

Hay pacientes que usan marcapasos que han mostrado preocupación ya que se les ha informado que los hornos microondas interfieren el funcionamiento de estos dispositivos. No obstante, los marcapasos en la actualidad son fabricados para soportar este tipo interferencias.

Consejos de seguridad

A continuación se presentan 5 recomendaciones a seguir para el óptimo funcionamiento del horno microondas en la cocina del hogar.

  • Usar recipientes adecuados: lo ideal es utilizar recipientes fabricados especialmente para hornos microondas. Nunca deben emplearse envases metálicos ni papel de aluminio. Esto se debe a que reflejan las ondas y pueden generar daños irreparables o explosiones. Hay envases plásticos que pueden derretirse debido al calor de los alimentos. La recomendación es calentar a comida en recipientes de vidrio, cerámica o plástico diseñado para microondas.
  • Seguir las instrucciones del fabricante: el manual del usuario es la guía a seguir para evitar cualquier problema. Allí se detallan las medidas de seguridad y cuál es el uso recomendado del horno microondas. Una de las instrucciones más comunes es no calentar agua o líquidos más allá del tiempo establecido para ello.
  • Descartar fugas: el riesgo de fuga en los hornos microondas siempre es mínimo. Sin embargo, pueden presentarse en caso de que las bisagras estén dañadas, al igual que los sellos o el cierre de la puerta.
  • Tasa de calentamiento: cada horno microondas tiene una potencia diferente, lo que significa que la tasa de calentamiento va a depender de la energía del horno, la cantidad de agua y el tipo de alimento que se está calentando. Las ondas no pueden penetrar las piezas gruesas de comida y es posible que exista una cocción desigual.
  • Altura adecuada: el horno microondas siempre debe estar a una altura adecuada para el uso de todos los usuarios, pero no para los niños que pueden abrirlo e introducir elementos metálicos o de cualquier tipo en su interior.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar