Cámaras de seguridad falsas: lo bueno y lo malo

Las cámaras de seguridad son desde hace ya mucho tiempo una pieza fundamental en los sistemas de seguridad. No solo permiten obtener imágenes, también sirven para atemorizar a los ladrones. Está comprobado que en presencia de dispositivos como cámaras o alarmas, la mayoría de los criminales ni siquiera intentan robar.

Por esta razón, las personas prefieren adquirir cámaras de seguridad falsas por precios bajos e intentar engañar a los ladrones.

Incluso partiendo de esa información, surge la siguiente interrogante: ¿Serán realmente efectivas?

Lo bueno de las cámaras de seguridad falsas

  • Sirven para engañar. Al menos con una cámara falsa espantarás a algún ladronzuelo.
  • Son más baratas que las reales. Las cámaras de vigilancia reales varían en precio dependiendo del nivel tecnológico que posean. Pero incluso una cámara real barata triplica el precio de una falsa.
  • Instalación sencilla. Son dispositivos que no requieren ningún tipo de configuración o conexión. Basta con introducir las baterías (usualmente AA) y con fijarlas en el lugar deseado.

Lo malo

  • Son fáciles de identificar. Un ladrón novato puede caer en la trampa, pero ojos más experimentados reconocen las diferencias entre una cámara de vigilancia falsa y una verdadera.
  • Demuestran que no posees un sistema de seguridad. Si un ladrón se percata del engaño, puede deducir que no posees sistemas de seguridad en tu hogar.
  • Puede acarrear problemas legales. Están bien para el uso personal, pero no para espacios públicos. Esto se debe a que las cámaras generan sensación de seguridad y si llegase a ocurrir un hecho no deseado, puede tener consecuencias judiciales.
  • No ofrecen paz mental. Este tipo de trucos siempre generan la duda de si realmente funcionarán o no.

En conclusión, si utilizas cámaras de seguridad reales obtendrás imágenes que podrán ser usadas por la policía para rastrear a los malhechores. También te avisarán ante cualquier eventualidad y te evitarán dolores de cabeza.

Es cierto que una cámara de seguridad falsa es mejor que no tener nada y espantará a uno que otro ladrón. Pero te la recomendaría solo si tu presupuesto es ajustado.

Cámaras de seguridad falsas: lo bueno y lo malo
Califica este artículo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar